A raíz del explosivo crecimiento de las ventas y usos de las llamadas Motor Home (casas rodantes), un organismo gubernamental de Suecia realizo las tradicionales pruebas de impacto, obteniendo resultados realmente preocupantes en referencia a la protección de sus ocupantes.

La administración de Transportes (Trafikverket) de Suecia llevo a cabo los choques a solo 64 km/h, una velocidad a la que actualmente vehículos livianos modernos obtienen resultados muy buenos, y que estas casas con ruedas para la familia, no cumplieron con los estándares mínimos de protección a sus ocupantes.

Para poder comparar diferentes alternativas, se realizaron dos pruebas, la primera a una casa rodante que sale de fabrica de esta manera, y otra que se adapta a un modelo comercial más común. Lógicamente el choque es de una magnitud mayor a la que podría tener un vehículo liviano, debido a su mayor peso y volumen.

El video de estas pruebas así como las imágenes obtenidas, demuestran que la estructura general de ambos modelos es bastante débil, resultando en lesiones graves para sus ocupantes, incluso la muerte del conductor en el caso de la estructura semi integrada, aunque la verdad es que basta ver las pruebas para no querer ir adentro de ninguna de estas casas rodantes en un impacto así. 

Leave a Reply

Your email address will not be published.