Home » Blog sobre mecánica y vehículos » Esta técnica puede salvar tu vida

Esta técnica puede salvar tu vida

Esta técnica puede salvar tu vida

Las causas más frecuentes de accidentalidad se relacionan con la mala utilización de los espejos retrovisores.

Muchas fuentes de accidentes son producto de la no utilización de los espejos retrovisores, son mucho más frecuentes que los siniestros causados por estado de embriaguez o por exceso de velocidad.

Esto quiere decir que muchos conductores no saben cuál es la correcta posición de los espejos laterales, no conocen cómo evitar los puntos ciegos y peor aún, la mayoría sigue sin utilizarlos, a pesar de que se trata de uno de los elementos de seguridad más importantes incorporados en todos lo vehículos.

LA REGLA DE ORO
Ante los graves accidentes que se presentan por la no utilización de los espejos, algunas fábricas especializadas en estos sistemas de seguridad están aportando un granito de arena en la solución y brindando información sobre su buen uso.

TRW Automotive, una compañía global dedicada a desarrollar y proveer diferentes sistemas, artículos y servicios de seguridad activa y pasiva para la industria automotriz, lanzó para los conductores un consejo muy básico y hasta obvio, pero vital en cuestión de seguridad: el RSM (retrovisor, señal, maniobra).

Para los desentendidos, esta regla de oro significa que el primer paso es mirar por los espejos retrovisores y asegurarse de que no hay nadie en el costado. Segundo, accionar un señalizador y solo después de todo esto, girar.

Fácil y eficiente. Esta es la única manera como realmente son funcionales los espejos retrovisores. Si se evita uno de esos pasos, los espejos pierden todo su oficio.

¿CÓMO SABER SI ESTÁN BIEN PUESTOS?
Los expertos explican que el conductor debe ver en el retrovisor central, el vehículo que pasa por el carril izquierdo. Antes de que la imagen desaparezca de allí, debe aparecer de nuevo en el espejo lateral izquierdo. Finalmente, y sin que desaparezca del todo de este último, debe entrar a la visión periférica del conductor.

Resultado de imagen para usar retrovisores

 

Sea cual sea la maniobra que tengamos que realizar, debemos respetar el modelo de seguridad RSM (Retrovisor – Señal – Maniobra), en el mismo orden: Primero, observaremos el tráfico a través de las ventanas de nuestro vehículo o directamente si vamos en moto y por los espejos retrovisores para asegurarnos que podemos realizar la maniobra sin poner en peligro a otros usuarios de la vía.

Leave a Reply

Your email address will not be published.