En el mes de los gatos – Conoce a la gata de tu automóvil

Existe la costumbre de darle nombre a cada mes del año, y es conocido que el mes de agosto es llamado como “el mes de los gatos”, es por esto que decidimos hablar sobre la conocida “gata” de nuestro automóvil.

La gata es la herramienta que se utiliza para poder levantar un vehículo, sea para poder ver debajo de el, realizar algún trabajo que requiera mayor altura o el desmontaje de alguna pieza, como las llantas, frenos, etc. Generalmente cada automóvil incluye algún tipo de gata, pensado para el cambio de alguna llanta defectuosa, aunque algunos modelos más modernos que no cuentan con neumático de repuesto, tampoco incluyen gata.

También se utiliza en talleres mecánicos, para las reparaciones que requieren desmontar una o más llantas, para lo que existen variados tipos de gatas, desde móviles hasta fijas, que también se conocen como elevadores. Estos últimos permiten además elevar el vehículo a mayor altura, de manera segura y con gran capacidad de elevación. Los talleres también utilizan unas herramientas que cumplen la misma función, pero de manera fija, para mayor seguridad cuando ya está el vehículo elevado. 

Hidráulica o manual?

Las gatas de vehículos particulares, pueden ser de funcionamiento hidráulico o del tipo tijera, donde cada una tiene sus ventajas y desventajas. Las ventajas de la gata hidráulica versus una mecánica (tipo tijera), será una mayor capacidad de levanta y un menor tiempo. Por otro lado, la gata mecánica tiene un menor peso y es más fácil de manipular. 

Al utilizar la gata, siempre debemos tener claros algunos consejos para que su uso no conlleve algún peligro. Por ejemplo, debe utilizarse en una superficie plana, sin mayores inclinaciones, con el vehículo frenado y apoyándose en el lugar definido de un vehículo, para que tenga un buen punto de apoyo y no dañemos la carrocería.

Es importante siempre llevarla, preocuparse de que vaya bien firme, ya que al moverse puede ocasionar algún daño, que este en buen estado, y saber ocuparla. A veces no se utiliza de la manera correcta, con los accesorios correctos o en el lugar indicado.

Por último, podemos comentar que también se han desarrollado algunas alternativas a las gatas normales, existiendo las que se accionan de manera eléctrica, facilitando su uso, o incluso unas desarrolladas para el uso en cualquier terreno, que simplemente se forma de una bolsa que se infla con los gases del escape y levanta el vehículo.

¿Sabes utilizar de manera correcta tu gata? ¿sabes si tu auto tiene una? Te invitamos a investigar más en el manual de tu automóvil  

Leave a Reply

Your email address will not be published.