Consejo de la semana: ¿Qué papeles se necesitan para transferir un vehículo?

Aunque para muchos puede ser algo conocido y simple, la compra y venta de cualquier vehículo requiere un proceso que debe estar acompañado no solo de una buena revisión previa a la compra, chequeo de papeles y visita a los lugares correctos.

Está claro que la compra de un vehículo usado suele ser un proceso importante para cualquier persona, independiente del valor del vehículo, es posible que el esfuerzo sea importante en cualquier caso. Por esta razón, es que queremos dar algunos consejos para que esta compra o venta, sea lo más positiva posible, siempre entendiendo que pueden aparecer problemas en el proceso.

Lo primero, es que siempre nos asesoremos por alguien que se maneje en la parte mecánica, ya que para muchos, es realmente difícil saber el estado de un vehículo en una revisión visual. Es importante aclarar que siempre  existe un riesgo de encontrarnos con un problema posterior a la compra, por no detectarlo correctamente o simplemente, porque ocurrió de manera fortuita (ley de Murphy).

Luego de haber escogido el modelo que nos acomoda y haberlo revisado correctamente, lo recomendable para seguir es chequear que todos los papeles estén en orden. Esto es, que la persona que vende sea el dueño o alguien autorizado por el para venderlo.

Debemos chequear que tenga sus documentos al día, estos son permiso de circulación, revisión técnica, revisión de gases y seguro obligatorio. El padrón también debe estar, pero es el más simple de conseguir en caso contrario, ya que se reemplaza por un certificado de anotaciones o una copia del padrón, que se obtiene en el registro civil (solamente por el dueño del vehículo).

Luego de chequear los papeles, debemos asegurarnos de que el vehículo no tenga algún problema en su inscripción, y para eso debemos sacar un Certificado de Anotaciones Vigentes, que debe decir que no cuenta con ellas, de lo contrario, si el vehículo tiene alguna prenda vigente o algún otro problema (orden de embargo por ejemplo), este no podrá transferirse. Un buen consejo, es chequear en algún sitio, como AutoFact, el historial del vehículo.

Cuando todos estos papeles se encuentren en orden, existe dos opciones para realizar la transferencia: en el registro civil o en una notaria. El primero, significa transferir e inscribir directamente en el registro de vehículos motorizados, lo que implica un menor tiempo para que pase a nombre del comprador y a un costo un poco menor.

El problema del registro civil, es que solamente funciona de lunes a viernes, en horarios limitados (8:30 a 14:00), y generalmente es algo lento de realizar, se debe ir a pagar el impuesto directamente al banco y volver a terminar el tramite.

Por otro lado, su lo hacemos en una notaría, normalmente solo debemos firmar y pagar todos los tramites ahí, ahorrándonos el viaje al banco y el tiempo perdido, con un horario más extendido de funcionamiento de lunes a viernes e incluso los sábados, pero con las desventajas de que se demora un poco más en inscribirse a nombre del comprador y que la notaría cobra sus honorarios (depende de la notaría, pero generalmente son de 30 mil hacia arriba), por sobre los costos del proceso en el registro civil.

Los costos asociados mínimos siempre  serán: impuesto de transferencia, que equivale a un 1.5% del precio de tasación fiscal del vehículo, más transferencia e inscripción, por otros $35.000 aproximadamente.

Es importante recordar que en la compra y venta de vehículos usados, uno adquiere generalmente en el estado en que se encuentre, y esto es responsabilidad del que compra, aunque también es importante que el vendedor entregue información fidedigna de lo que vende.

Siempre un vehículo usado tendrá un valor menor a nuevo, pero en caso de no revisarlo bien, este puede tener asociados costos de reparación que no todos tienen contemplados y que puede elevar el precio final del vehículo. Aquí es importante mencionar que lo barato puede costar muy caro, así que hay que desconfiar de las ofertas demasiado buenas, ya que pueden traer consigo problemas de papeles o de mecánica.

Leave a Reply

Your email address will not be published.